mujer-con-ordenador-portatil

Consejos para evitar fraudes bancarios

Hoy en día la banca por Internet es una de las opciones más extendidas, sobre todo por la comodidad que ofrece. A pesar de ello, siempre seguirá siendo más rápido el teléfono cuando queramos anular la tarjeta Bankia o hacer cualquier otra clase de aviso de emergencia gracias a sus teléfonos 24 horas.

Entre muchas de las ventajas que ofrece la banca por Internet no es solo la comodidad de poder hacerlo casi todo con unos clics de ratón o pulsaciones sobre la pantalla del dispositivo. Se puede operar en cualquier momento del día o de la noche, tiene altos niveles de seguridad y prácticamente cualquier banco tiene su propia aplicación.

A pesar de ello y de tanta comodidad, puede suceder que se cometan fraudes bancarios, por ello queremos darte algunos consejos para evitarlos. Uno de ellos es que nunca conectes a tu banco por Internet en un ordenador o dispositivo móvil que no sea tuyo.

Evita los fraudes bancarios con estos consejos

Tus operaciones pueden dejar rastro, y tampoco puede saberse a ciencia cierta si el ordenador tiene un keylogger o cualquier otra clase de malware que pueda guardar claves o cualquier otra clase de dato sensible.

Asimismo, y aunque operes desde tu teléfono móvil, no se debe hacer a través de una red Wi-Fi pública. En este caso son fácilmente hackeables por ciberdelincuentes y capturar todo el flujo de datos que circula en esa red. Eso compromete la seguridad de nuestras operaciones y de nuestro dinero.

Debes recordar que ninguna institución bancaria o emisora de tu tarjeta de crédito te pedirá la clave de tu tarjeta o usuario. Nunca pedirán información personal, claves, clave de seguridad, fecha de expiración de la tarjeta… nada. Desconfía de quien te la pida.

También es aconsejable cambiar la clave cada poco tiempo y que esta sea de al menos 16 dígitos y que contenga letras (en mayúscula y minúscula), números y diferentes caracteres para hacer la clave mucho más segura.

Para finalizar, siempre hay que cerrar la sesión bancaria después de haber realizado las operaciones con el equipo. Como has podido ver, son pasos muy sencillos pero de gran importancia para la seguridad de tu cuenta.