Qué ocurre cuando tu banco aumenta el límite de tu tarjeta de crédito

En muchas ocasiones solemos anular una tarjeta de crédito cuando nos ofrecen otra que nos proporcione más beneficios. Esto es algo muy normal porque cada vez hay más competencia y los bancos quieren asegurarse a sus clientes ofreciéndoles mejores productos, aunque es algo que como usuarios también hay que mirar porque puede que tengamos un contrato antiguo y no se ha actualizado en años y las comisiones o los intereses no jueguen a nuestro favor.

Hay ocasiones en las que las entidades bancarias pueden aumentarnos el límite de nuestra tarjeta de crédito, pudiendo hacerla más atractiva, pero… ¿realmente merece la pena? ¿qué ventajas e inconvenientes tiene este aumento del límite de la tarjeta?

Es importante que el aumento no se haga de manera unilateral, de lo contrario podríamos rescindir el contrato. También es necesario saber si realmente necesitamos más crédito o no. Se recomienda que una línea de crédito o el aumento del crédito de la tarjeta no superen el 50% de nuestros ingresos mensuales o de lo contrario podría haber riesgo de sobreendeudamiento.

También es importante que no aceptemos el crédito si se necesita responder a una emergencia. Lo mejor es tener un fondo de emergencia específico para estas causas, de lo contrario la sombra del sobreendeudamiento seguirá presente.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta que si se aumenta el crédito también aumentará el pago mínimo. En este caso, aceptar esa subida o no depende de la necesidad y capacidad financiera de cada persona.

Otra ventaja es que las comisiones y los costos permanecen, aunque haya un cambio en cuanto al monto del crédito. Además si se acepta el límite de la tarjeta de crédito no quiere decir que tengamos que utilizarlo.

Recuerda, antes de dar el paso, es importante sopesar todos los pros y los contras que conlleva un aumento del límite de las tarjetas de crédito.