Letra pequeña al contratar una tarjeta de crédito

tarjeta de crédito

En ocasiones, anular la tarjeta de crédito es una de las opciones más sensatas que hay que hacer, debido a que podemos estar pagando de más sin saberlo. Cada poco tiempo salen nuevas tarjetas de crédito al mercado, con mejores condiciones y posiblemente menos gastos, pero si nosotros tenemos la misma tarjeta desde hace mucho tiempo, es muy probable que sigamos con las ventajas que nos ofrecieron en su momento y posiblemente ya no nos rente tenerla.

Cuidado con la letra pequeña de las tarjetas de crédito

Otro aspecto que debemos controlar con las tarjetas de crédito es su letra pequeña, la cual puede encarecer su precio de uso, es importante que nos informemos sobre esto antes de firmar el contrato.

Muchas de las tarjetas de crédito que se ofrecen hoy en día no tienen una cuota de emisión o mantenimiento, pero esto puede tener su explicación. Esas condiciones pueden ser gratuitas durante el primer año, pero después se cobra una comisión que probablemente no conocíamos por no leer la letra pequeña, por ejemplo.

Otro caso que puede darse es que tanto la emisión de la tarjeta como su mantenimiento sea gratuito pero solo si se cumplen una serie de requisitos como la de efectuar un mínimo de gasto, lo que nos obligaría a tener que usarla de forma habitual para que, cuando toque el momento, no nos llegue ese incremento del coste.

Otros requisitos que suelen exigir muchas tarjetas de crédito es que, además de un mínimo de gasto con ellas, tengamos que domiciliar los ingresos y recibos, algo que puede que no nos interese hacer.

Si tienes pensado adquirir una tarjeta de crédito, asegúrate de leer bien la letra pequeña o busca alguna entidad que proporcione tarjetas sin ninguna clase de gastos ni letra pequeña. Si ya tienes una tarjeta, no estaría de más que revisases bien todo el contrato porque podrías estar pagando de más todos los años y no darte cuenta.